Vino Valdemar Crianza 2006: Sencillo pero matón


Botella borgoñona. Me habían aconsejado beberlo antes del 2014. Sin embargo la abrí ayer y el vino estaba perfecto. Corcho aglomerado de calidad media, que está manchado sólo en su tercera parte.
Color burdeos con ribete también burdeos, de capa media.
Aromas a fruta negra compotada. Se aprecian los tostados y balsámicos de la madera, humo y notas de tabaco (caja de puros) y toques de canela.
En boca es suave, con unos taninos amables pero que tienen cierta complejidad. Aparecen notas amargas finales que no desmerecen la sensación final.
El conjunto lo hace un vino muy placentero, fácil de beber y en un estado óptimo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar