Mi última botella....

una verdadera maravilla, un dechado de virtudes.

De verdad que en el último trago de este extraordinario vino, casi me he puesto a llorar, pues considero que ademas de encontrarse en una forma casi sublime.

Grande, grande, sobre todo, lógicamnte, teniendo en cuenta su extraordinaria RCP.

 

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar