Floral y salino en boca

Quizás los años han terminado por cansar y reblandecer a este vino, de sus notas cítricas y frescas no queda nada, el tiempo y su evolución le han otorgado vejez en forma licorosa, en nariz predominan las notas florales de flores marchitas -rosa- con ligeros atisbos frutales de ciruela. En boca la oxidación da fé del tiempo, aunque continua bebible, a perdido parte de su encanto.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar