De Alejandro Fernández, un clásico

13€
Picota con el borde granate, limpio, claro, cubierto y untuosidad en su lágrima que tiñe la copa. En nariz es correcto y bien definido. A copa parada algo cerrado, da ciruela en compota y madera noble. Al mover la copa aumenta de intensidad mostrándonos cueros, polvora, carne y notas achocolatadas. Boca con entrada sabrosa, buena acidez, cuerpo que llena, algo astringente pero por lo demás equilibrado.
Un vino al estilo clásico de La Rioja pero aclimatado a La Mancha, con mucha potencia.
82

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar