Vino Paternina 1922: La turbidez es mayor que en el caso del vino de dos años anteriores.


La turbidez es mayor que en el caso del vino de dos años anteriores. Conserva un color rubí menos brillante que el vino de 1920. La nariz no aparece muy intensa, un tanto muda. Aromas de barniz, también hongos y poca expresividad. En boca se encuentra algo apagado, con acidez justa y un final no persistente, con un paso un poco cremoso en el paladar.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar