Casi dos años después.

Disfruto de la que creo que la última botella de mis existencias.

Tal y como indicaba más abajo, el vino tenía margen de mejora, pero la realidad es que esta botella se parece en todo a la catada en la valoración de más abajo, una de las pocas diferencias, es que a partir de un poco menos de la media botella, tiene una cantidad e sedimentos que no había percibido nunca en ninguna otra.

Vale lo indicado en la ficha de cata anterior y añado que tuve que tirar un minimo de 1/3 de botella, ya que ni filtrándolo se podía beber el vino.

Algo más de finura en boca, pero todo se va al garete, cuando ves que casi media botella de vino no "puede" ser utilizada.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar