Vino Vinya La Calma 1999: Un gozada


Dorado brillante.
En nariz citricos, melocotón y flores blancas, toques minerales, ahumados y tostados.
En boca es graso, amplio, fruta amarilla fresca, finos ahumados, ligeros tostados, es elegante y aún tiene buena acidez.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar