Vino Pingus 2003: Al menos una vez en la vida


Sí, esa es la sensación que tuve cuando me lo llevé a la nariz, al menos una vez en la vida hay que probar este vino, según Peter Sisseck, es el mejor Pingus que ha hecho hasta ahora, no lo se, lo desconozco pues ha sido el primero que pruebo, pero francamente digo que es otra dimensión.
El vino presenta una paleta aromática que te hace soñar, como bien dicen más abajo se te eriza el pelo, te enamora, lo miras, te da miedo tenertelo que llevar otra vez a la nariz, intentas identificar registros aromáticos, pero es tan apabullante que acabas dejandolo, le dices, Señor Pingus, hábleme que le intentaré entender, no hablo su idioma, pero pondré todo mi esfuerzo y mis sentidos en intentar entenderle.
Podría estar hablando con una copa desgarrada de su botella durante una tarde completa, no hace falta nada más, tú, el Señor Pingus y una buena copa, calma y paciencia y dejar que pase el tiempo.
Tan solo tuve una sensación similar y fue con mi primer Viña El Pisón, pero este me ha dejado más descolocado aún, sus 700€ en tienda, pues sí, como que no nos lo podemos permitir la mayoría, pero señores este vino hay que probarlo.
En cuanto a describirlo de una forma más "técnica", pues no sabría describirlo, tan solo puedo decir que tiene registros olfativos que en mi vida había percibido y que te llevan al éxtasis. En boca tan solo voy a destacar su persistencia, la mayor con diferencia que he percibido jamás.
Lo peor, que se acabó y que no pude dedicarle el tiempo que necesita para degustar la copa, pero son las contrapartidas de estas catas.
Jamás pensé que iba a poderle dar la máxima puntuación a un vino, se le podría penalizar por esa astringencia que aún tiene, pero por que hacerlo cuando sabes que hasta te gusta que te levante los poros de la lengua.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar