Vino Geol 2004: Más que en forma: fantástico y con muy buena y lenta evolución


Un 2004 con 9 años y medio de vida. En teoría debería estar al límite o en declive pero para nada (al menos esta botella).

Corcho perfecto, sale muy bien y entero, bañado en vino hasta no más de 1 cm rojo picota.

Visual: rojo picota de buena capa, ribete cereza-transparente sin destellos teja apreciables, más joven de lo esperado por la añada. No totalmente limpio pues se observan ligeras partículas en el ribete. Limpio y con muy buena lágrima.

Nariz: intensa desde el inicio a frutos negros maduros casi en licor. Muy complejo: regaliz, especias múltiples, clavo, vainilla, herbáceos, hinojo, sutiles lácteos, mentolados y balsámicos, bastante mineralidad y toque de salinidad en nariz, sotobosque, tierra y piedras húmedas, maderas nobles, tostados. Se aprecian algunos terciarios a cueros y pieles animales perfectamente integrados con el resto de aromas. Da mucho de sí en nariz.

Boca: entrada fresca, sabrosa, golosa, con bastante volumen y contundencia, muy estructurado pero a la vez de paso ágil. Taninos aún perceptibles en las encías pero nada desagradables pues el pulido es importante aunque todavía recuerda a la potencia tánica que tuvo que tener hace 7 años. Muy buena acidez aún. Sabor a fruta negra, toques a cacaos y chocolates (algo que en nariz no era apreciable en boca sale con notoriedad), sutiles torrefactos en boca. Paso muy agradable pero complejo. Final medio-largo con postgusto a fruta negra, maderas de alta calidad, chocolates, café torrefacto y, de nuevo en retronasal, esas maderas y especias fantásticas. Bastante complejo también en boca.

Un vino, este GEOL 2004, todavía en momento óptimo de consumo y momento óptimo de evolución. Creo que ha sido un acierto su descorche frente a un Priorat del 2012 con 9 meses de crianza también muy interesante pero al cual hemos dejado para más adelante pues le queda, a priori, mucha más vida y evolución potencial en botella.

Este GEOL da que hablar y no lo veo tan evolucionado como pudiera pensarse. Con casi 10 años, le veo en forma al menos 2-3 años más de vida en botella por varias razones: su todavía potencia tánica, sus 14.5º de alcohol y, sobre todo, su acidez todavía elevada. Eso sí, evolucionar, no creo que evolucione mucho más ni dé mucho más de sí por lo que recomendaría tomar ya las botellas de esta añada (es cuestión de disfrutar el vino en su mejor momento y ahora mismo lo es).

Sobre precio: ronda los 20 euros (no es barato), pero es un vino de mucha calidad y sienta muy bien, con larga vida en botella como estamos viendo, por lo que es inversión prácticamente segura: su RCP la considero buena para lo que ofrece.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar