Cata con 20 minutos de aireación en copa. Corcho de medida correcta pero

Cata con 20 minutos de aireación en copa.
Corcho de medida correcta pero el vino ha llegado a la superfície del mismo.
Color rubí con ribete bermellón-teja mate.
Capa media, límpido, da la sensación de haber sido filtrado. Lágrima densa.
En nariz fruta roja compotada, notas licorosas, pimienta negra, vainilla, tomillo, eucaliptus. Aprecio aromas minerales pero muy levemente (quizás por la poca proporción de Cabernet). La madera en nariz es muy fina, muy bien integrada.
En boca, entrada suave pero estructurada, no hay aristas pero sí es ardiente/alcohólico, de cuerpo medio, no cansa. La madera aquí sí que está presente y llega a ser notable (creo que el grado de tostado debería ser inferior). De trago largo, postgusto persistente y un toque ligeramente amargo que en mi caso me gusta, lo hace caprichosamente goloso. En fase de cata no me gusta esa aspereza tan persistente aunque maridando un plato de carne roja o ave de caza en salsa debe ir perfecto.
Buen trabajo de la bodega, tratándose de un Priorat no resulta pesado, cansino ni sobremadurado. No lo veo como vino para guardar más de 3-5 años.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar