Vino Ermita de Tices Barrica 2002: Nos ha sorprendido muy favorablemente, nada de platanitos y tampoco


Nos ha sorprendido muy favorablemente, nada de platanitos y tampoco sobremaduraciones ni txapapotes. Picota oscuro, capa media alta y con buen brillo. Nariz de buena intensidad que el principio da notas metálicas que luego desaparecen. Fruta fresca en la nariz, moras, uva, y más al fondo también cereza. También se perciben tostados discretos, y especias (pimienta). Toques levemente minerales. En boca entra muy frutoso y primario, mostrando mucha fruta fresca (picotas, y algo de moras y arándanos). Muy franco. Da buena amplitud inicial y no mala estructura pero tiene un cuerpo discreto. Es más bien corto pero redondito, goloso, proporcionado y amable. Hay una ligera aspereza carbónica pero apenas molesta. Se bebe deja beber muy bien y deja un recuerdo lácteo muy agradable

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar