Vino de color amarillo pajizo con reflejos alimonados. Limpio y brillante

Vino de color amarillo pajizo con reflejos alimonados. Limpio y brillante.
En nariz aromas a fruta blanca (pera), amarilla (melocotón-orejones), mermelada de membrillo, caramelo tostado, ahumadso, cítricos y miel.
En boca presenta buena acidez. Sensaciones de dulzor, es goloso. En retronasal vuelven las sensaciones frutales y de miel. Tiene un ligero amargor final, sutil, pero que lo hace elegante.
Un buen vino aunque datos como la añada los considero imprescindibles para el mercado español.
Habría que afinar más en RCP.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar