Quizás sea la mejor elaboración con la Juan García, al menos hasta el

Quizás sea la mejor elaboración con la Juan García, al menos hasta el momento, debido a las complicaciones que conlleva la crianza de esta uva.
Es un vino con color picota de capa media-baja, reflejos amoratados, limpio y brillante.
En nariz presenta aromas a frutas negras y rojas, tostados y vainillas, y un inicio marcado por un pequeño "fogonazo alcohólico" que desaparece con la aireación, mineral (tinta china) y regaliz.
En boca se muestra tánico, potente, creo que aún con falta de botella, aunque con un postgusto agradable.
No lo puntúo por probarlo en muestra de vinos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar