Gran momento.

El mundo del vino se mueve por modas, pero existen vinos que no atienden a esos criterios y este es uno de ellos, unas añadas puede ser más fino, más elegante, pero su identidad no la pierde.

Es bueno un poco de aireación, es una bomba de fruta, que junto a los balsámicos y las notas de hierbas aromáticas y la crianza hacen un conjunto admirable.

Es un vino con cuerpo, pero eso no le resta elegancia y sedosidad, entrada en boca fácil, la acidez y la mineralidad en boca son excelentes. Pocos vinos por este precio pueden dar tanto deleite.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar