Una buena Pissarra en la que apuntar

En la que apuntar que estamos ante un vino rico, con potencial de crecimiento y una muy buena RCP.

La nariz tiene fruta en sazón, con frutos del bosque, fresas, ciruelas... que se mezclan con una madera que se está integrando, con suaves tostados. Te encuentras café, ahumados, matorral, pimienta negra, clavo, balsámicos y un toque a yogur de arándanos. Es intensa, fresca, mineral, que se redondea con un toque cálido de alcohol.

En boca se nota más que un poco de botella le vendrá bien, porque el tanino aún es rugoso, seco, con la fruta jugosa, pero aún crujiente y esa madera que se nota de fondo. Tostados, notas avainilladas, pimienta negra y café se van fundiendo con nuez moscada, balsámicos y ahumados. La mineralidad está menos presente que en nariz. Los lácteos y el alcohol le dan un toque cremoso y cálido al conjunto, con un posgusto licoroso y mineral. 

Estamos ante un vino que aún va a dar más de sí, que tiene calidad y una RCP muy buena.

Recomendado por 1 usuario

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar