Garnacha de Tomelloso

Picota algo turbio, limpio. Capa baja.

Interesante nariz desde antes de ayer; ningún toque ha decaído y todo gira básicamente en torno a dos variables: fruta y piedras. Hay fresas, cerezas y toques salinos. Un poco por detrás, percibimos flores y especias mentoladas y punzantes.

En boca nos encontramos con un vino fluido, con una materia delicada, sin madera (creo que sólo ha pasado por tinajas de barro) y con un alcohol contenido. Tanino juvenil y acidez estupenda. Una garnacha especial y diferente con características de aquí y de allá.

Final perfumado.

El proyecto Ulterior dará que hablar mucho.

 

 

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar