La mezcla viura - garnacha blanca resulta brutal, nos ha encantado.

Decir que aprovechamos esta cena porque desde mañana entramos en estado de excepción en Ecuador y se acabó lo de ir de restaurantes pues el toque de queda no lo permitirá durante todo este mes de Mayo. En fin, estamos invitados por unos amigos en un lujoso restaurante de Cuenca (EC) y como saben que somos españoles nos ofrecen este vino blanco riojano que acaban de incorporar a su carta. Se trata de un bivarietal de viura mayoritariamente con garnacha blanca y con 9 meses de crianza en contacto con sus lías. Nos lo abren 20 minutos antes y nos lo sirven a 11°C.

VISUAL: Presenta un bonito color amarillo pajizo con reflejos dorados y verdosos, limpio y cristalino (87).

OLFATIVA: En primer término encontramos aromas de fruta blanca (pera conferencia) y cítricos de ralladura de limón. Al agitar asoman notas de levadura, frescos apuntes herbáceos de heno húmedo y unas delicadas fragancias a flor silvestre. Al final se intuye un sutil fondo amaderado, como de ebanistería fina. De intensidad media-alta y con los prescriptores muy bien definidos (92).

GUSTATIVA: En boca se muestra amplio, cremoso y opulento, con una alta acidez y un paso por boca sabroso y muy frutal (manzanas rojas). En retronasal de nuevo aparecen las fragancias florales que dan paso a un post-gusto untuoso y largo (persistencia de 2 minutos justos) con apuntes de panadería y con recuerdos amaderados de tremenda elegancia. Muy amable, transmitiendo sensaciones muy placenteras y con una frescura exquisita. Le auguramos incluso un cierto recorrido en botella, en tres o cuatro años puede estar en su clímax en mi modesta opinión. Grata sorpresa este bi-varietal riojano, incluso felicité al dueño del restaurante por su incorporación en la carta. La mezcla viura - garnacha blanca resulta brutal, nos ha encantado (94).

La RCP atendiendo a su precio en tiendas es muy buena. Aún costando unos 17-18 euros creo que los vale.

MARIDAJE: De entrada acompañó un pulpo a la brasa con crema de yuca. Después fue con un ceviche peruano y nos lo terminamos con una corvina de roca en costra de sésamo negro y crema de cítricos. Sensacional con los tres platos pero nos encantó la combinación con el pescado, sabores salinos, cítricos y un tacto untuoso coqueteando desde ambos lados, una delicia para nuestro paladar amigos.

Salud-os!!

 

Recomendado por 1 usuario
  1. #1

    Expatriator69

    Fotos:

    • Rica viura con garnacha blanca

      Rica viura con garnacha blanca

    • Contraetiqueta

      Contraetiqueta

    • El pulpo a la brasa con yuca

      El pulpo a la brasa con yuca

    • Con el ceviche peruano

      Con el ceviche peruano

    • Con la deliciosa corvina de roca

      Con la deliciosa corvina de roca

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar