Vino naranja bien hecho

Dorado anaranjado. Limpio y brillante.

Perfumado en nariz, con toques principalmente primarios: flores silvestres, rosa, piel de naranja, fruta roja, especias...

Boca delicada, fresca y fluida sin ningún atisbo de perroflautismo: ni volátiles disparadas, ni brett, ni otras cosas raras. Sin ser un vino de gran complejidad, todo está en su sitio, hay acidez, no marca casi el grado alcohólico y, en definitiva, lo encontramos muy agradable de beber (que realmente es de lo que se trata).

Final campestre que deja sensaciones de frescura.

Muscat, garnacha gris y marsanne. Una combinación complicada que quizá no vuelva a ver en ningún otro vino. Merece la pena, y más en su precio.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar