Buen syrah

Color rojo cereza con destellos purpurados, de capa media alta. Lágrima abundante y espesa que tinta ligeramente la copa.

En nariz se me presenta maduro, con una fuerte presencia de fruta roja y cerezas en licor, mezcladas con notas nobles de la crianza.

En boca tiene una buena estructura y amplitud, con taninos aterciopelados y acidez considerable que equilibra la madurez. Los 14.5 grados quedan bien integrados. Está para beber ya.

En mi opinión, un buen vino sin ninguna arista y ciertas complejidades.

Catado en una visita a la bodega.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar