Vino William Fèvre Chablis 2017: Borgoña, mon amour


Pajizo verdoso. Limpio y brillante.

Herbáceos (heno, hortalizas recién sacadas de la tierra), cítricos, uva blanca, pera, piel de manzana, algo de estiércol y mineralidad en forma de caja de cerillas.

Paso balanceado que muestra algo de estructura (la propia de la chardonnay) y el filo (menor que otros productores, y por eso me gusta) de un buen Chablis. Importante acidez, muy poca madera, alcohol imperceptible y sensaciones de frescura y mentolados. Limpia el paladar y nos deja ganas de seguir. Prestancia en boca.

Final primario y con mucha vida.

Siempre cumplidor Fèvre. Tal y como decía antes, no pierde ni un ápice del carácter de la zona y guarda un equilibrio muy gustoso.
 

Recomendado por 2 usuarios
  1. #1

    Josep_Gallego

    Que alegría me das, tengo una botella pendiente. Gracias!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar