Vino Viña Zorzal Graciano 2018: Correcto. Buen vino de tapeo y barra


Botella borgoñona de etiquetado de fondo negro con el pajarito en blanco y muchos otros colores en el centro.

Cápsula negra de calidad correcta y buen corcho, de buena calidad y longitud (4,9 cm) apenas bañado en rojo granate-rosáceo muy muy clarito.

Sacado de vinoteca a 14-15ºC.

Visual

Rubí de capa media tirando a media-baja, ribete granatoso-transparente con leves destellos aún algo azulados, limpio, brillante y de fina lágrima, abundante, de lenta caída.

Correcto packaging, muy buen corcho y buen aspecto para 2 años. (8,6)

Nariz

Desde el inicio de muy buena intensidad, fruta roja fresca y, en menor medida, fruta negra de leve madurez, flores violetas y rosas, especias dulces, clavo, un punto torrefacto, herbáceos, balsámico-mentolados potentes, pastillas juanolas, leves y finas maderas junto a un buen punto vegetal-tánico con recuerdos a raspón y pepitas.

La nariz es buena, primaria, frutal y floral, con algo de complejidad pero, sin embargo, la parte vegetal y de raspón me chirría un poco y no me termina de gustar del todo. (7,9)

Boca

Ataque fresco y frutal, sabroso, muy seco, de muy buena acidez, volumen medio, densidad y cuerpo medios, estructura media-baja.

El paso por boca es, al inicio de tomarlo solo, algo secante, verde, astringente y acídulo. Con más tiempo en copa y tomado con comida mejora bastante. Ganando temperatura es de paso por boca balsámico, algo secante, vegetal y tánico, sin puntas alcohólicas pero, en global, más redondo de lo que cabría esperar para un 2018.

El final es de longitud media, con notas vegetales, balsámicas, frutales, acídulas y levemente especiadas que deja un retrogusto amable pero simple a la vez; la parte retronasal tiene bastante tanino y algunos verdores.

La boca es agradable como vino de diario, de aperitivo, tapeo, barra pero, para mi gusto, le falta complejidad, equilibrio e integración. Los taninos son algo secantes y le sobra vegetalidad. (7,4)

Correcto. Buen vino de diario o para tapeo y barra pero sin más pretensiones.

Su PVP ronda los 8€. Correcta RCP para lo que ofrece aunque, EMHO, no es un vino que me haya satisfecho demasiado.

Quizás con un año más de botella habría mejorado algo (se habría pulido algo más).

 

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar