Fino y bebible

Dorado, con una burbuja muy fina. Limpio y brillante.

Uva blanca, toques mentolados, frutos secos sin sazonar, hierba, muy poquita panadería, unos apuntes minerales bastante importantes...

En boca observamos un Champagne fluido, delineado, fino, apretado y terso. Con todo en su sitio, pero, igualmente, con mucho por desarrollar.

Final largo y decadente.

Como comenté en mi anterior reseña de hace justamente un año, este 2012 posee un estilo clásico y con un cierto matiz oxidativo. Un productor que nos lo dio a conocer nuestro amigo Jesús hace dos o tres años y que nos ha dado grandes alegrías. 

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar