Vino Bobal Blanco 2019: Un tinto albino


Una botella muy original, que será un buen argumento de ventas y éxito en las mesas.

Color de piel de cebolla muy pálido, ligeramente amarillo acerado. Glicérico.

Nariz intensa, con notas herbáceas, casi balsámicas. Ausencia de fruta tropical, si acaso algo de níspero.

La boca muy sorprendente por su altisima salinidad. Esa mineralidad compensa su acidez moderada. El punto de amargor resulta gastronómico y pide comida.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar