Vino The Flower and the Bee 2018: Muy buenos amigos!


Pues eso, que este vino y un servidor se han hecho muy buenos amigos, cómo la flor y la abeja :-D

Y quizá sea por esa nariz fragante, fresca, floral y con toques cítricos, que arropan a la fruta blanca, a esa pera alejandrina y manzana verde madura. O por esos toques salinos y herbáceos que le dan frescura, complejidad, con ese toque mineral, de polvos de talco y pimienta blanca. Es largo, intenso, con toques como amielados de fondo.

La boca es fresca, jugosa, cítrica y floral, con esa fruta blanca en sazón, una acidez alta y unos amargores que te hacen repetir. Notas minerales y salinas, herbáceos y ese punto picantón hacen que esta boca sea juguetona, deliciosa, que te incita a beber. Postgusto cítrico y floral, largo y fresco. 

Vinazo de sed, de los que te bebes la botella sin enterarte.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar