Ramón Bilbao Rosado 2019. Amable y ligero.

FV: Botella con doble etiqueta de corte clásico. Corcho de silicona. Color piel de cebolla, pálido limpio y brillante, con reflejos cobrizos. Lágrima muy fina de color imperceptible que forma como una telaraña al caer.

FO: Para mi gusto resulta ligeramente inexpresivo. Algo floral, cítrico… Dentro de la levedad, predomina el cítrico, floral y algún toque de secundarios.

FG: En boca es mucho más expresivo. Aún sin predominar un sabor concreto, tiene buena acidez, salinidad o mineralidad, cierta untuosidad y amargura, y una persistencia más que correcta.

Un vino amable y ligero, bueno para aperitivear, que invita a beberlo sin descanso por la salivación que produce.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar