Un Hito lo bueno que está

Porque es fresco, con una fruta "de categoría", como se dice por aquí, con chicha para evolucionar y dar un vino más maduro, pero que ahora es una delicia.

Una explosión de fruta fresca, en su punto perfecto de maduración. Hay cerezas, fresas, arándanos, con un toque dulce y ese puntillo crujiente y herbáceo. Suaves tostados, con cacao, grano de café, se unen a los balsámicos marcados, toques de grafito, un toque muuuuuuuy de fondo lácteo, como yogur de frutos del bosque. 

En boca, esa fruta es jugosa, sabrosa, con ese punto verde aún, que hace que gane amargores. Muy buena acidez, que se complementa con las notas balsámicos y esos apuntes tostados. La madera está bien intengrada, elegante. Notas minerales, ese punto lácteo suave, que le da una cremosidad. taninos rugosos y un cuerpo poderoso, que le hará crecer durante unos cuantos añitos aún.

Ahora está adictivamente delicioso.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar