Vino Pureza 2018: Pureza buen peso frutal y de largo recorrido.


Amarillo pálido con reflejos dorados.

Es de un aroma peculiar, alcohol medicinal, pedernal, heno, cereal tostado, manzana reineta, punto floral entre marchito y fresco, hierbas medicinales, silex, goma caliente, tostados, tiza, romero, ajedrea, tomillo y arpillera. Todo con orden y con espacio, evoluciona a cada momento se transforma descubriendo nuevas impresiones...

En boca se unen y se traman el alcohol con la acidez. Es un vino que puede resultar extraño, para mi es personal, único. Recorre la boca de forma fluida, me recuerda a un fino sin encabezar, velo, es tan agradable como sensitivo, modulado y rico. Buen peso frutal y de largo recorrido.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar