El Origen de sus grandes vinos

Pues su terruño desde luego marca mucho ese origen, en este vino que es carnoso, sin apoderarse el alcohol que aparece en su etiqueta.

La nariz tiene mucha fruta, negra y roja madura, con toques de frutos del bosque y una mineralidad notable. Sotobosque, matorral, toques de café tostado, tierra húmeda... la nariz va ganando matices, con suaves lácteos, tipo caramelo Solano, con regaliz, clavo, pimienta negra, toques de fina madera y notas vegetales sutiles.

En boca es fresco, carnoso, con esa fruta en sazón, con un tanino que aún se muestra rústico, pero que no molesta en absoluto. Tostados, café, esa mina de lápiz, el caramelo de café, sotobosque, los balsámicos y ese toque de madera, se van abriendo camino. Las notas vegetales están presentes, pero no molestan, sino que le dan un toque fresco. Notas ahumadas y florales en el postgusto, que es largo.

Vino carnoso y que aún tiene cierto margen de mejora, pero que está muy rico ahora.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar