Buen oloroso "joven" de fantástica RCP

Botella bordelesa con etiquetado clásico de este oloroso jerezano.

Cápsula moderna y sencilla que se rasga fácilmente para poder descorchar a presión.

Corcho cabezudo de aglomerado típico de esta tipología de vinos y no muy bañado en vino. Huele bien.

Servido a unos 12-14ºC.

Visual

Ámbar oscuro cobrizo con tonos ligeramente yodados, limpio, brillante, de fina y abundante lágrima de lenta caída.

Muy buena visual y buen packaging. (8,6)

Nariz

Al inicio, frío, con buena intensidad y matices.

Con 2-3 horas abierto y a la temperatura de servicio adecuada, mucha más intensidad aún, con fruta confitada, orejones, potentes balsámicos, poderosas notas de barnices, acetato de etilo, pegamento, avellanas tostadas, bota vieja jerezana, especias dulces, toques de arrope, algarroba, recuerdos amielados (dentro de la gran sequedad que se percibe) y un punto licoroso y herbáceo en el final de la olfativa.

Muy buena nariz para un oloroso "joven" (de tan "sólo" 8 años de vejez media): intensa, compleja y definida (sin ser precisamente un oloroso de los más intensos y complejos). (9,2)

Boca

Ataque potente y contundente, de notable volumen, bastante seco y sabroso a la vez, de gran sapidez, buen cuerpo y notable estructura.

El paso por boca, muy seco, tiene notas licorosas, de barnices, frutos secos tostados y orejones, es agradable, amplio, equilibrado, redondo y de cierta elegancia.

El final es de gran longitud, balsámico, herbáceo, especiado, con notas de madera vieja, avellanas tostadas y leve fruta escarchada que deja un postgusto y retronasal de muy buena factura. (9,4)

Estupendo Oloroso "joven", de 8 años de vejez media en el sistema de criaderas y soleras (muy alejado de olorosos con 15 años, de 20 años (VOS), de 30 años (VORS) o mucho más viejos), pero que, para lo que ofrece y lo que cuesta (8-9€) cumple sobradísimamente. De grandísima RCP.

Por estos precios, Jerez es un puñetero chollo. Sin querer minusvalorar pero sí decir la verdad: cualquier vino tinto de 8-9€, dará lo que dará (mucha más fruta y menos alcohol), pero (casi) seguro que mucha menos intensidad, complejidad y sapidez que este Oloroso Alfonso.

Un vino que va perfecto, como vino de cabecera, con embutidos poderosos, platos contundentes (rabo de toro, guisos de carne, cocido madrileño, cordero al horno, arroces de conejo y caracoles, arroz al horno, arroz con costra,...), buenas carnes a la plancha o la parrilla (sobre todo, rojas, de vacuno, cordero o similar), quesos curados o muy curados y, también, postres de chocolate y, sobre todo, chocolates con alto porcentaje de cacao (del 70% en adelante).

 

Recomendado por 1 usuario
  1. #1

    Unnovato

    Tengo una botella preparada para la quedada del próximo lunes, pero habiendo leído esta nota de cata me será difíci no abrirla durante el fin de semana...

  2. #2

    Juanjosantos

    en respuesta a Unnovato
    Ver mensaje de Unnovato

    Muy bien ;-)

    Aunque ten en cuenta el perfil: Oloroso seco básico (joven) (pues son sólo 8 años de vejez media).

    ¡Que lo disfrutes!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar