Vino Huella Syrah 2018: Fresco y sencillo


Color picota con menisco rosado violáceo, capa media alta, limpio, brillante, escasa lágrima tintada.

En nariz destaca la presencia de aromas de fruta roja fresca con intensidad media, flores violetas, notas lácteas y al final parece insinuarse aromas ahumados.

En boca tiene buena entrada, cuerpo medio, es muy fresco, tanino presente en el inicio, pocas sensaciones alcohólicas y destacan las sensaciones de fruta y especias dulces, notas tostadas y cierto amargor final agradable. Persistencia final algo justa.

Un vino sencillo y fresco.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar