Vino La Recaja 2016: La Recaja tempranillo 2016


Color granate, cardenalicio en reflejos, de capa alta, brillante y limpio.

En aromas predominan las frutas que nos recuerdan a mermeladas de mora, frambuesa, ciruela. También encontramos recuerdos dulces a pasa, todo ello sobre un matiz balsámico.

En boca es un vino de entrada suave, apetecible, carnoso, jugoso con una acidez potente. Es elegante, fresco, balsámico con marcado tanino y recuerdos a chocolate negro junto a esencias de vainilla y una fruta que en boca nos recuerda a las ciruelas pasas. El final es sutil, con notas vegetales que le aportan elegancia. El tanino de este vino es todavía un poco rústico, se matiza por la sensación láctea y la buena acidez que tiene el vino en todo su recorrido.

Es por tanto un vino al que le falta tiempo en botella pero que ya está disfrutable a pesar de su juventud. Cuando se acabe de asentara con el paso del tiempo será un vino sublime.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar