Qué frescales viene está chardonnay!

Pues eso, que esta añada la he notado más fresca y vibrante que añadas anteriores. Vamos, con un poco más de chicha.

La nariz, a pesar de su juventud, muestra fruta blanca de hueso en sazón, con pera y manzana reineta, acompañada de unos cítricos marcados, con cáscara de lima y limón. Flores, toques anisados, ahumados, esas notas de monte bajo, pimienta blanca y un despliegue importante de fruta tropical, con mango y piña madura, que quedan compensadas con esos toques cítricos.

La boca tiene una entrada en la que se marcan los cítricos, acompañados de la fruta blanca y tropical. Es meloso, con una excelente acidez y notas herbáceas, con mentolados y ese toque ahumado. Flores, unos excelentes amargores, esa mineralidad intensa, notas especiadas más picantes que dulces y un postgusto cítrico y frutal, hacen de este vino una delicia con cuerpo, fresca, que se bebe con facilidad, pero no por ello está exento de complejidad.

Me gusta mucho este vino, complejo, carnoso, pero fácil de beber. Creo que esta añada dará más alegrías que las anteriores.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar