Un básico no tan básico

Amarillo verdoso. Limpio y brillante. Burbuja cremosa pero pequeña.

Aunque detectamos su juventud desde un primer momento, hay un generoso despliegue de aromas primarios: florecillas campestres, uva blanca, perejil, toques anidados, pimienta, mentolados y mineralidad.

En boca encontramos un vino apretado, pero con un fondo amplio. El carbónico es fino, el paso es fluido y refrescante, con mucha acidez y con unas hechuras, en definitiva, elegantes. La tiza es aquí protagonista.

Final largo y pedregoso.

Pese a tener un degüelle tan reciente ( marzo del 19) y a no llevar azúcar añadido, tiene anchura y deja sensaciones muy agradables. Un estupendo productor, Marguet.

 

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar