Vino Tesalia 2016: Tesalia Crianza


Color brilante y limpio de tonalidad granate de ribete rubí. En copa observamos una lágrima que colorea suavemente el cristal. En aromas es un vino inicialmente potente que luego entra en una línea estable y continua. Comienza con sensaciones de higo pasificados, frutas como las ciruelas o incluso en compota. Al agitar la copa también surgen sensaciones a tierra mojada después de la lluvia, y esencias especiadas. En boca es un vino redondo, muy maduro, con una buena acidez y una crianza integrada. Existe una buena armonización entre las notas a fruta, pero es a la vez un vino de sensaciones frescas, porque aunque hay madurez, no hay sobremaduración. El recorrido final del vino es de sensaciones amargosas.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar