La linde del placer

Porque sí, es un vino fresco, con una buena fruta y una barrica bien compensada y muy equilibrado.

En nariz aparece fruta negra roja bien madura, con arándanos, moras, ciruelas y fresas bien jugosas, con notas de grafito, de tierra húmeda y sotobosque. La madera aparece fina, integrada, con flores azules, además de especias como pimienta negra, clavo, vainilla y nuez moscada. Los balsámicos son frescos, intensos, con notas minerales, cuero y tostados en forma de cacao negro y notas de coco. 

La boca tiene una entrada intensa, con una sensación seca, que se contrarresta con la fruta madura y jugosa. El tanino es rugoso, con tiempo para evolucionar, pero que no te come la boca. Tostados, finas notas de madera, especias picantes y dulces, esos cueros y flores, suave toque de caramelo de café.... se unen y dan una excelente complejidad. Tiene un carácter mineral más marcado de lo que recordaba y una muy buena acidez. Postgusto largo, que une fruta y ahumados.

Está creciendo y le queda margen para mejorar, pero tiene una muy buena materia prima me parece.

Recomendado por 1 usuario
  1. #1

    Xavih

    Pues me alegro de que vaya en la buena dirección pq hace tiempo probé 2 añadas, diría que las del 2010, 2011 y me defraudaron mucho. Y eso que yo era muy fan de Remelluri(Durante años era mi Rioja preferido. Vamos de los que podía pagar claro).

  2. #2

    Swinsword

    en respuesta a Xavih
    Ver mensaje de Xavih

    Yo hace un tiempo probé su Reserva de la añada 2007 y me dejó que ni frío ni calor. Pero este Lindes de 2014, me ha gustado. Tiene margen para crecer me da.

    Probé un 2011 de San Vicente y estaba rico, pero no era una locura.

    Creo que la bodega tuvo un pequeño "bache" en cuanto a calidad.

    A ver si lo pruebas y me dices qué te parece, ya que por su precio es para jugártela (que yo tengo el sentido del gusto muy raro, jajajajaja).

    Un abrazote!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar