Vino Naia 2002: Amarillo pajizo intenso, brillante y con destellos verdosos. Aroma de


Amarillo pajizo intenso, brillante y con destellos verdosos. Aroma de mediana intensidad a fruta ácida, algo cítrica y no excesivamente madura (lima, lichis, uva, ciruelas blancas, melocotón), hierba fresca, hinojo y un tenue fondo mineral. Nariz muy fresca y atractiva. En boca es seco y muy ligeramente cremoso. Buena expresión de fruta fresca ácida, algo cítrico y ligeramente amargo. Cálido, sabroso, vivo y muy fresco, tendiendo hacia el equilibrio. Final frutal, amargo y ligeramente cítrico, con recuerdos de hierba fresca. Correcta persistencia. Excelente interpretación de verdejo. Algo caro por ser de Rueda pero es un vino muy serio. 7,75€.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar