Vino Naia 2002: Amarillo verdoso. Nariz limpia, afrutada y primaria en la que hay aromas


Amarillo verdoso. Nariz limpia, afrutada y primaria en la que hay aromas de frutas blancas maduras, hierbas aromaticas de sensaciones anisadas, matices de madreselva y lichí, heno y algunos lácticos unidos a recuerdos finos de crianza en lías, junto con los cítricos ( pomelo – lima ). En final de nariz hay un pequeño recuerdo de la serie vegetal ( hollejo verde ) y de talco. Todo bajo una intensidad – calidad media. En boca es amplio, de sensaciones abocadas que recuerdan a la fruta muy madura ( de puntas dulces ) pero que se entremezclan con una buena acidez que le da frescor y cierto vigor en su recorrido, no es nada pesado. Final de boca bueno, afrutado y con un pequeño recuerdo herbáceo en el posgusto que lo alarga hacia aspectos ligeramente amargosos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar