Para llevártelo a Cásar!

Porque es un Ribeiro fresco, gustoso, elegante, con un buen equilibrio entre cítricos y flores.

La nariz tiene unos cítricos intensos, con flores blancas, manzana verde, pera de agua y herbáceos. Notas de talco, de pimienta blanca, ahumados suaves, mentolados, notas salinas y un toque de monte bajo. Aparece toques de piña muy muy al fondo. Es fresco, suave y elegante.

La boca viene marcada por una excelente acidez y unos amargores intensos, con las notas cítricas y florales arropando a una manzana verde y pera bien madura, un suave melocotón, notas de tiza y pizarra, piña, polvos de talco, herbáceos y notas salinas. Tiene una fruta carnosa, jugosa, con una buena entrada. Es meloso y con un postgusto floral.

Buen vino y bastante gastronómico, que acompaña bien comidas "marineras".

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar