Elementalmente delicioso

Nueva añada que pruebo de este vinazo y ganas de llorar que me entran. Es una auténtica delicia.

La nariz es un canto a la fruta negra bien madura, a esos toques de bosque mediterráneo, ese matorral, esos frutos del bosque, las flores y regaliz.... Hay mineralidad, terruño, unos tostados que se funden con la fruta. Las especias picantes son revoltosas, pero juegan a alegrarte la nariz, con la pimienta negra, la nuez moscada o el clavo. Maderas finas, con ahumados, notas de tabaco y suave fruta en licor.

La boca es carnosa, te transporta a esos días de verano en los que puedes comerte fruta madura y jugosa mientras paseas por un bosque lleno de pinos, de ese monte bajo, ese tomillo y romero, con suaves notas de tierra húmeda y regaliz. El tanino mantiene aún carácter, pero se muestra elegante, aunque vino. Las especias picantes juguetean con la lengua, junto con los tostados y ese suave toque licoroso. Es laaaaaaargo, carnoso, con una excelente acidez y una estructura que hará que evolucione muy muy positivamente con el tiempo.

Vinazo de los buenos. De los que te haceen gozar y te teletransportan a su tierra, que te hacen vibrar.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar