Vino Socaire 2016: Socaire Blanco de Albariza.


En inicio te embriaga con un rico aroma frutal, tramado con avellanas. Llama la atención la frescura y recuerda o se insinúa más bien, la crianza biológica. Pero la fruta marca permanentemente. Es intenso, floral, se siente la albariza, su alma, su procedencia. Alcohol fragante, pera de agua fondo de yodo y recuerdos de la crianza en bota, tan diferente como latente.

La entrada en boca es seca, amplia, mascas una almendra fresca y una avellana casi tostada, piñones y fruta a raudales, frescura, nada punzante, sensación de calma. Recuerdos de levadura, miga de pan, un vino grande y con un aire tan fresco como diferente. 

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar