Con altitud de miras

Porque parece que tiene potencial, tiene fruta y mineralidad y visos de que va a envejecer bien, integrando todo lo que tiene.

La nariz tiene toques de tabaco, de regaliz, de fruta negra acabando de madurar, pimienta negra, ahumados intensos, cacao negro puro, flores azules, tostados, tierra húmeda, matorral... Es compleja, con esas notas frescas y jóvenes desplegándose, dejando un vino fresco, sin demasiado espacio a toques cálidos. Parece un poco hermético y le cuesta abrirse.

En boca la astringencia es media-alta, con el tanino aún rugosete, la fruta crujiente y con ese punto de juventud, los balsámicos y notas vegetales dando frescor. Notas de tinta china y carne, cacao, pimienta negra, ahumados y notas minerales, flores y toques de barrica. Se abre mostrando tabaco, esos tostados, champiñones... Es también rústico en boca, con un buen esqueleto para evolucionar bien en botella.

A ver qué tal le sienta el tiempo a este vino, porque parece tener fruta, pero está enmascarada y aún muestra notas jóvenes.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar