79 camiones me bebería

Porque sigue con ese punto acidulce, con unos buenos amargores y es adictivo.

Sigue con esa nariz que tiene melón jugoso, notas de melocotón maduro, panal de miel, orejones, frutos secos, pastel de merengue... y todo se fusiona con notas herbáceas, de cítricos maduros, ahumados, anisetes, flores marchitas y un toque de madera fina de fondo. Notas avainilladas, que completan una nariz dulce, pero que se equilibra con esos cítricos y herbáceos, como decía en mi anterior cata.

En boca ha evolucionado un poco, con el azúcar más integrado, la acidez manteniéndose y ese funambilismo al que juegan las notas dulces y cítricas / herbáceas. Es largo, denso, meloso y melonoso, con esos ahumados y notas de bollería, que las flores ayudan a suavizar. Laaaaaaaaaargo y delicioso, jugoso.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar