Para disfrutar

Borde granate oscuro, capa alta con una lágrima densa y lenta que tiñe la copa.

Buena intensidad en nariz, frutos negros en licor muy dulces, torrefacto, ceniza, especies dulces, galleta, fondo de pastelería.

La entrada en boca es densa, con buen cuerpo, equilibrado con buena acidez, envolvente, redondo, con la fruta bastante presente lo que lo hace muy sabroso, post gusto muy largo con ligeros recuerdos amargos, es ahí donde se ve que le queda un pelin para el espectacular 2010, catado el año pasado. Vino completísimo, para disfrutar.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar