Sigue la mineralidad al Limit

Porque se mantiene serio, vinoso, mineral, pero con la fruta trepando un poco las escarpadas pendientes de este vino.

La nariz mantiene esas notas ahumadas y minerales, que se abren con la oxigenación mostrando una fruta blanca madura, con pera conferencia, manzana golden, toques de bollería, suaves cáscaras de limón maduro, matorral, pimienta blanca y clavo, nuez moscada, notas herbáceas.... Es un no parar de complejidad, con toques hasta de pólvora. Necesita paciencia y tiempo.

La boca tiene esa entrada seca, con el limón maduro, la ciruela, suaves anisados, manzana, crema pastelera... y la mineralidad debajo dándole una buena base en la que asentarse. Las especias picantes surgen para dar juego, junto con el matorral y las flores azules. La acidez sigue muy muy viva y los amargores siguen haciendo de este vino un cabroncete que te pide otra copa más. Es carnoso y aún tiene margen de mejora, pero empieza a asentarse.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar