Vino Camino de Magarín 2015: Un verdejo atípico...


Color amarillo claro, muy glicérico, forma una buena lágrima que cae lentamente. Límpio y brillante.

En nariz irradia frescura, notas a frutas, flores, hierbas y frutas de hueso con un fondo cítrico. Bonita paleta aromática.

En boca no resulta tan fresco como en nariz, es cremoso, con cuerpo, nada goloso, con bastante amargor, no es el típico verdejo al que estamos acostumbrados. Buena acidez. Me resulta un vino más bien seco, postgusto medio.

Un verdejo atípico que creo necesita compañía para su degustación...

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar