En tierra de nadie...

Amarillo-dorado. Lagrima abundante. Limpio y brillante.

Intensidad media. Algo (no demasiado) de fruta de hueso (melocotón), ligeras flores. Notas de crianza (lías bien trabajadas) y un poco madera, apenas perceptible.

De entrada sorprende su untuosidad. Glicérico a más no poder, parece nata…
Por lo demás, misma sensación que en nariz, poca fruta (melocotón) y más crianza (lías finas) y leve recuerdo de madera. Algo alcohólico. No muy intenso.

No le veo mucha tipicidad, nunca hubiese dicho que es un verdejo. Me esperaba más de este vino. Aunque es un vino bien hecho y sin defecto, ni pega alguna, lo veo un poco en tierra de nadie, ni tiene la frescura de un verdejo joven y ni la complejidad de aquellos con más crianza.

Recomendado por 1 usuario

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar