Vino Palacio de Arganza 1985: Una sorpresa del fondo de armario de mi bodega


Cereza de capa alta, intenso, con pequeño ribete teja – anaranjado. Nariz terciaria, abigarrada, que se abre a la hora de decantación. Aromas de frutillos del bosque oscuros en confitura. Hay notas terrosas, empireumáticas, vegetales, hojarasca en descomposición, cárnicos, recuerdos fúngicos, de tizne de chimenea, poso de café y regaliz. En el final de nariz sale más la confitura de frambuesa. En boca es muy rico, empireumáticamente frutal tostado (ciruelas tostadas), de muy buena estructura y acidez, se desliza por el paso trasladando placer frutal y notas terrosas. Posgusto levemente tostado, amargoso (chocolate amargo) y con pinceladas astringentes. Retronasal terciaria, frutal oscura, empireumática, fúngica y compleja. Una sorpresa del fondo de armario de mi bodega. Jamás hubiese apostado por esta marca, perfil y estado de conservación. Una pequeña maravilla que con esta botella se acaba y el vino aguantaría en la misma perfectamente unos años más. Si ahora digo que es el vino de la zona Bierzo con crianza en botella que más me ha gustado.....

  1. #1

    gavelar

    Palacio de Arganza, hacia (y subrayo hacia) muy buenos vinos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar