Vino La Gran Rue Gran Cru Monopole ( Magnum ) 1998: Un vino que emociona solo de recordarlo.


Es un vino que desde el principio emociona. Hay aromas de fresillas silvestres, arándanos, zarzaparrilla sobre notitas especiadas y balsámicas. Matices que recuerdan a lo metálico, a la sangre, es alcalino y calizo, hay notas de cartón seco, vegetales (hojarasca), castañas y nuevamente aromas cárnicos que son una delicia de complejidad. En boca es una maravilla, con un paso de estructura algo rugosa pero elegante, hay fruta madura pegada al hueso (melocotón – albaricoque), es distinto y con mucha personalidad. Posgusto alcalino y con un puntito de astringencia tánica frutal, que le otorga esa intuición de que la botella los próximos años lo desarrollará en amplitud de formas terciarias y sensoriales. Una maravilla, cuyo viñedo tiene una historia desde el año 1.450 y del que solo se embotellan unas 600 cajas cada vendimia. Un vino que emociona solo de recordarlo. Va por ti querido Ignacio.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar