Un buen vino Mediterráneo.

Fase visual: limpio y brillante. Rojo picota. Capa media/ media-alta. Quizás algo menos color del que me esperaba, dadas las variedades. Poca o ninguna pirzina, se ve que el cabernet estaba perfectamente maduro.

Fase olfativa: muy frutal, bastante goloso, notas de buena madera. Mucha intensidad. Elegante, complejo muy bueno en nariz.

Fase gustativa: la madera se hace menos perceptible que en nariz y también lo noto menos goloso y frutal que en la olfativa. Leve amargor.  Tiene estructura, pero no resulta demasiado tánico. Sus aromas me han creado unas expectativas quizás algo por encima de lo que me he encontrado en boca. A pesar de eso, me ha gustado y lo considero un buen vino. Bastante bien hecho. 

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar