Vino Iohannes 2009: Una alegría


Impactante la presentación de la botella. Con voluntad de impresionar desde el principio con imagen visual nada frecuente con etiqueta troquelada en forma de banda que quiere simular alguna distinción. Muy lograda y combinada esta innovación con el nombre y tipografía muy sugerente. Botella de vidrio grueso que hace valorar más toda esa puesta en escena.
En copa cae con total sedosidad con un color rojo picota muy intenso y en nariz con una eclosión de aromas derivados de su crianza: tostados, frutos rojos, etc.
Va perdiendo a medida que pasa un poco de tiempo.
En boca decepciona un poco después de todo lo descrito. Le auguro una evolución positiva. Se toma con mucha delicia pero creo que tiene más futuro, que redondeará y justificará su precio.
Es una alegria que una firma de cava legendaria como ésta apueste por un tinto de alta alcurnia.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar